Cada compañía aérea utiliza un modelo de billete, pero todas están obligadas a concretar la composición del precio final: impuestos, tasas obligatorias, cánones, recargos… La realidad es que muchas compañías solo especifican tarifa básica y tasas.

 

Estos son algunos de los ingredientes¨que abonamos al comprar un billete:

IMPORTES OBLIGATORIOS:

– Tarifa: es el precio que aplica la compañía aérea por la ruta y el vuelo: varia según la clase elegida, la flexibilidad para ser cambiado, etc.

– Tasas:

* Equipaje facturado.

* Costos de emisión o gastos de gestión, suele ser una cantidad fija, derivada de la tramitación de la operación.

*Recargo por combustible, variable según el precio del petroleo del mercado.

* Tasas gubernamentales y medioambientales, varían en función del destino

* Tasas de aeropuerto, que incluyen tasas de aproximación, aterrizaje y seguridad.

 

IMPORTES VOLUNTARIOS:

Son los conocidos como “ancillary services”, servicios que no se incluyen y que el viajero debe seleccionar al hacer la reserva. Pueden llegar a ser un 80% o mas de sobrecosto sobre la tarifa básica. Se trata de:

– Seguros adicionales.

– Embarque prioritario.

– Aumento de  la franquicia de equipaje.

 

Algunos de estos servicios “voluntarios” generan cierta polémica porque… es posible viajar sin equipaje o como pagar online sin tarjeta (cada vez mas aerolíneas cobran por el pago con tarjeta)? Y aquí esta la trampa: cada a;o crecen estas prestaciones añadidas que ya pueden llegar a suponer en las compañias de bajo costo hasta un 80% de la tarifa básica.