El turismo de cruceros crece cada año y es altamente recomendable para quienes todavía no han probado la maravillosa experiencia de tomar unas vacaciones a bordo. Y es que la nave no sólo se convierte en un hotel flotante que se desplaza de un puerto a otro sino que también, nos regala la posibilidad de relajarnos y de acceder a distintas actividades que aseguran la diversión.

Puedes tomar sol en las piscinas de cubierta mientras disfrutas de tu bebida favorita, mantener tu rutina en el gimnasio, acceder al spa para recibir un masaje relajante, pasear por la galería comercial y adquirir artículos libres de impuestos, comer y cenar en distintos restaurantes, participar en juegos grupales, gozar de espectáculos musicales y teatrales, tentar suerte en el casino, bailar hasta altas horas en la discoteca… las posibilidades son innumerables, todo está servido para ti.

El turismo de crucero es ideal para ir en pareja, en grupos o en familia porque los niños no son un problema; a bordo están entretenidos y las compañías navieras cuentan con clubes infantiles separados por grupos según la edad, disco light, salas de juego y zonas donde practicar actividades deportivas.
Regálate unas vacaciones en crucero y será una experiencia que no olvidarás.

Foto: Viajet
Fuente: eviajando