REGGIO EMILIA una propuesta (no turística) para conocer el auténtico corazón de Italia

Reggio Emilia no es ni la ciudad más famosa de la zona (compite con Bolonia, Módena, Rímini, Parma, Ferrara o San Marino) pero seguro que el viajero se encontrará cómodo sin esquivar turistas mientras descubre una ciudad de espléndidos edificios públicos y bonitas plazas, que presume de haber sido elegida “la ciudad más afín a las bicicletas” de toda Italia. Es el punto de partida perfecto para recorrer la principal atracción natural de la región, el Parco Nazionale dell’Appennino Tosco-Emiliano, o las bellísimas ciudades antes mencionadas.

Esta ciudad, también conocida como Reggio nell’Emilia, fue fundada en el siglo II a.C. como colonia romana en la Via Emilia. Gran parte de la ciudad fue construida por la familia Este durante los cuatrocientos años que permaneció bajo su tutela, a partir de 1406.
Hoy es una ciudad tranquila, perfecta para descansar, que presume de su centro peatonal, de sus tranquilas plazas y de ser la ciudad donde nació la bandera italiana, la famosa tricolor roja, blanca y verde.

3 ideas para descubrir Reggio Emilia

1. El centro peatonal
El centro de la ciudad se puede recorrer a pie o en bicicleta. Los principales puntos de interés están en Piazza Prampolini y en Piazza San Próspero.
La catedral, del siglo XIII, preside la Piazza Prampolini. De la original catedral románica solo queda la mitad superior de la fachada y la cripta. En la misma plaza, podemos visitar el Museo del Tricolore, que no puede ser más típicamente italiano, ya que está dedicado a la bandera italiana. También en la misma plaza se encuentra el Palazzo del Comune, del siglo XIV, donde se creó la bandera. En 1797, durante una reunión en la Sala del Tricolore, se proclamó la fugaz República Cispadana de Napoleón y fue entonces cuando, por vez primera, se adoptó la bandera verde, blanca y roja.
En el Corso Garibaldi se encuentra la Basílica Della Beata Vergine Della Ghiara, la iglesia más importante de la ciudad, del siglo XVI y en estilo barroco clásico, con frescos de los mejores artistas emilianos de la época.
La ciudad tiene cinco museos pero los mejores objetos se encuentran en el Palazzo San Francesco, con colecciones de arte y hallazgos arqueológicos que resumen la historia de la ciudad. La entrada es gratuita, como lo es también la Galleria Parmeggiani, que exhibe pinturas italianas, flamencas y españolas de calidad, además de una heterogénea colección de trajes, armas, joyas y cuberterías.

2. Ocio y cultura
El Teatro Municipale Valle es el teatro neoclásico de la ciudad, con una completa temporada de danza, ópera y teatro. Lleva el nombre del actor local Romolo Valli, coprotagonista, junto con Burt Lancaster, de la película El gatopardo (1963).

3. Naturaleza en el Parco Nazionale dell’Appennino
Un territorio de 260 km2, a caballo entre la frontera de la Toscana y Emilia-Romana. Discurre a lo largo de la columna de los Apeninos y tiene una gran oferta de excursionismo, extensos bosques de hayas y una pequeña población de lobos. Una de las mejores entradas al parque es el pueblo de Castelnovo ne’Monti, unos 40 km al sur de Reggio Emilia, tras un panorámico trayecto en autobús ACT.

Fotografía principal: Piazza San Prospero de Reggio Emilia (© Turismo de Reggio Emilia)
Fuente: http://www.lonelyplanet.es/Home.aspx